Portal de Turismo de Alcázar de San Juan en Español   Portal de Turismo Alcázar en Idioma Chino

  • lagunas1
  • lagunas3
  • lagunas2

COMPLEJO LAGUNAR

Tres lagunas integran una Reserva Natural de 695 Hectáreas perteneciente a La Mancha Húmeda, pobladas por especies únicas en el mundo que hacen del Complejo Lagunar de Alcázar de San Juan un lugar fascinante para ser visitado.

De carácter estacional y salino, las lagunas tienen su origen en el cegamiento a trechos de cauces de antiguos ríos –debido a la escasa pendiente del terreno- durante el Mioceno. Aún quedan restos visibles de estos paleocauces en forma de rañas y cantos rodados entre el río Gigüela y la Laguna de Las Yeguas.

La salinidad del terreno y la forma en que reciben agua van a determinar la existencia de tres lagunas diferentes entre sí:  

La Laguna de La Veguilla

Un paraje recuperado que ha pasado de ser un vertedero durante más de medio siglo, a convertirse en uno de los humedales manchegos donde más especies de aves podemos observar a lo largo del año. Recibe un aporte de agua depurada procedente de la Estación Depuradora, lo que permite que el paraje tenga agua prácticamente todo el año y con ello la presencia de aves sea permanente. Desde los observatorios podemos disfrutar no sólo de los emblemáticos flamencos; también de garzas reales, grullas, el espectacular calamón, ánades como el pato colorado o el porrón moñudo y el llamativo pato de pico azul: la malvasía cabeciblanca. El aporte de agua dulce permite a su vez que la laguna se rodee de una vegetación de tipo emergente: el carrizal.

La Laguna del Camino de Villafranca

Es la más extensa del Complejo Lagunar. Está rodeada de una vegetación halófila (adaptada a condiciones de salinidad) como es el caso del Limonium o acelga salada, la salicornia o la famosa barrilla o Salicor de La Mancha, de cuyas cenizas se extraía el jabón de piedra o duro. Las playas de limo que flanquean esta laguna hacen posible que el visitante pueda ver a escasos metros del camino público a aves limícolas como las avocetas o las cigüeñuelas. A su vez, existe en esta laguna la llamada Isla de las pagazas, refugio de cría de la pagaza piconegra. Estas tres especies crían en Alcázar, lo que conforma un Criterio de Importancia Internacional para justificar que las lagunas estén incluidas en el Convenio Ramsar de los Humedales.

La Laguna de Las Yeguas

Cuyo aporte de agua depende exclusivamente de las precipitaciones, posee concentraciones de sal cien veces superior a las del Mar Mediterráneo. Rodeada de albardines, almajos y el peculiar coralillo, la presencia de artrópodos únicos y endémicos nos dan una idea de la singularidad de estos ambientes. No es raro ver en época estival al escarabajo tigre Dulcinea, disfrutar del colorido del escarabajo avispa sobre el malvavisco loco, escuchar al grillo cascabel de plata u observar el hábitat del extraño Broscus uhagoni o el Poecilus (Sogines) zaballosi, especies únicas en el mundo.

El Centro de Interpretación situado en La Veguilla también permite conocer el uso histórico de los recursos de los humedales, de los que se tiene constancia desde la Edad del Bronce hasta mediados incluso del siglo XX. El complejo lagunar es accesible a pie y en vehículo. Es recomendable aparcar los vehículos a motor en las zonas habilitadas para ello. 

 

  • accesoTenemos varios accesos:
    1. Desde la Estación Depuradora (N-420).
    2. Desde la CM-4133.

    3. Desde el Polígono Ind. Emilio Castro (Avda. Alemania).
  • a pie 2A Pie:
    Con 4,5 kilómetros en todo su contorno.
    Hay tres observatorios, uno de ellos perfectamente accesible para personas con discapacidad.
    Se puede realizar en cualquier época del año.


  • biciEn bicicleta:
     Ruta del Tello: en torno a 15 kilómetros ida y vuelta.
    Dificultad: baja. Se observan las tres lagunas.
    Camino de vuelta aconsejado por el antiguo Camino de Villafranca.

    Se observan las tres lagunas y elementos de interés geológico (pizarras) y etnográfico (restos de chozos).
     Impracticable en épocas de lluvias.

     Recomendado de marzo a finales de octubre.

  • jeepEn coche:
     Por el camino público del antiguo Camino de Villafranca: 12,4 kilómetros ida y vuelta.
    No se recomienda para visitas autoguiadas (pinchazos, ruidos y molestias a las aves y escarabajos que crían en los caminos).


  • guiaVisitas Guiadas:
     Se pueden realizar visitas a pie o en vehículo. Consultar en la Oficina de Turismo.
    Visita básica: La Veguilla a pie con observación de aves; En 2-3 horas se realiza una interpretación del entorno (vegetación y flora, edafología, hábitats) e introducción a la etnografía de la zona en el Centro de Interpretación.
    Se aportan prismáticos y telescopios
    .